Crónica V Bike Maratón Villa de Pliego

¡Pues ya está hecho, ya no hay vuelta atrás! Me acabo de inscribir en la V Bike Maraton Villa de Pliego que se celebrará el próximo día 15 de Septiembre de 2013 a las 9.00 h por tierras plegueras.

La culpa de esto la tiene principalmente mi compañero Juanjo que es de Pliego y que ha estado todo el año diciéndome que porqué no fui a la del año pasado, por lo que no he podido dejar pasar la oportunidad de ir a la de este año… Espero que haga de buen anfitrión y que me guarde unas cervecicas bien frescas para cuando terminemos. 😉

El precio son 15 euros, bastante asequible para los precios que suelen tener las marchas de mountain bike y por lo que me comenta parece ser que el recorrido lo han recortado un poco este año dejándolo en 44 km con alguna rampa no muy larga y un par de sendas de bajada.

Va a ser mi primera marcha, pero seguro que solo será la primera de muchas. Tengo el dorsal 15, por lo que no lo perdáis de vista. 😉 Si estás interesado en inscribirte en esta marcha y pasar un buen rato, aquí te dejo la página donde puedes hacerlo: Inscripción V Bike Maraton Villa de Pliego

Actualización Crónica V Bike Maratón Villa de Pliego: Pues al final me engañaron con el recorrido, lo que iban a ser “44 km con alguna rampa no muy larga y un par de sendas de bajada” se transformaron en casi 50 km con unas cuantas rampas duras de subida, otras tantas sendas técnicas de bajada y para terminar una subida mortal al castillo por si te habías quedado con fuerzas. Para que te vayas haciendo una idea, te dejo el perfil de la marcha:

v-marcha-mtb-pliego-1

El día empezó con prisas ya que llegué a Pliego apenas 10 minutos antes de que se diera la salida, por suerte Juanjo ya se había encargado de recogerme la bolsa de obsequio y el dorsal. Nos pusimos en la salida y nada más empezar salieron todos los pros tirando a tope como si se les hiciera tarde… nosotros empezamos tranquilamente y luego resultó que la salida era neutralizada y nos volvieron a juntar a todos a la salida del pueblo para dar la salida definitiva. 🙂

La primera subida era al repetidor por una pista ancha, por lo que se podía hacer bien a ritmo, después cogimos algunas sendas de bajada donde nos fuimos encontrando con algunos pros que habían pinchado. Tras un tramo llano de pista en el que aproveché para hacer algunas fotos con compañeros de la cabra (http://www.rutasmtbmurcia.com) llegamos al primer avituallamiento en el que aparcamos las bicis para recuperar fuerzas tranquilamente para lo que quedaba de día.

v-marcha-mtb-pliego-2

Después del primer avituallamiento a Juanjo empezó a rozarle el freno… continuamos la marcha más despacio durante unos cuantos kilómetros hasta que al llegar a un cruce en el que había dos colegas de la organización nos paramos para intentar solucionar la avería. Estando allí parados nos alcanzó la moto escoba, por lo que oficialmente éramos los últimos de la prueba, y nos preguntó si íbamos a abandonar… decidimos seguir pero un poco más adelante Juanjo terminó abandonando porque seguía con el freno rozando. Yo tenía claro que quería acabarla, por lo que apreté un poco para intentar pillar de nuevo a los compañeros de la cabra y así quitarme el ruido de la moto escoba de la oreja.

v-marcha-mtb-pliego-3

En el segundo avituallamiento me reuní de nuevo con el resto del furgón de cola y nos dijeron los de la organización que nos quedaban solamente 12 km para terminar, con las subidas al Mortirolo, al castillo y ya llegada a meta. En la subida al Mortirolo puse mi ritmo y me fui un poco para adelante porque ya empezaba a tener ganas de llegar a meta, después de esa subida salí a una carretera de asfalto ya con el tráfico abierto que bajaba hacia Pliego, entrando al pueblo paré a hacer algunas fotos pensando que me quedaban apenas unos metros para terminar la prueba, me monté de nuevo en la bici y unos metros más adelante me encuentro a un guardia desviándome hacia la subida al castillo. Oh my god!

v-marcha-mtb-pliego-4

Esa ultima parte me mató, la subida hasta la base del castillo es un cuestón asfaltado del 28% que puedes hacer montado a duras penas, pero cuando pensaba que ya tiraría hacia abajo, se sigue subiendo por una senda estrecha con unas curvas de herradura mortales que tuve que hacer andando. La bajada del castillo antes de entrar a meta también era bastante técnica…

Al final terminé el 156 de 159 por lo que creo que solo tres compañeros de la cabra de los que venían por detrás de mi se animaron a hacer la subida al castillo. Lo mejor: la satisfacción de haber podido terminar mi primera marcha de mountain bike y el catering que me estaba esperando al llegar a meta! Te dejo un vídeo de un compañero que también hizo la marcha aunque en este caso algo más rápido que yo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *