Crónica XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón

Pues esta semana me he inscrito en mi segunda marcha de mountain bike que no será otra que la XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón que se disputará el próximo 3 de Noviembre de 2013 a las 9.30 h. Espero que no haga mucho frío por esas fechas y que podamos disfrutar de un buen día de mountain bike.

En este caso me acompaña mi compañero Pablo para el que va a ser su primera marcha, por lo que queremos hacer alguna salida de 3 horas en los próximos fines de semana para ir acostumbrando un poco el cuerpo a la distancia de la marcha.

El precio son 20 euros y regalan un maillot de invierno a los 200 primeros inscritos que hemos conseguido pillar de chiripa porque yo soy el dorsal 193 y Pablo es el 200. Parece ser que esta marcha triunfa porque ya hay mas de 300 inscritos!

El recorrido, si mantienen el del año pasado, tiene una primera parte de unos 15 km en ligero ascenso, despues una bajada y una parte central de subibaja y por último una parte final de 10 km de descenso. Espero que tenga menos sendas que la de Pliego que yo soy más de pista ancha ;). Si estás interesado en inscribirte en esta marcha, puedes hacerlo aquí: Inscripción XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón

Actualización Crónica XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón: Pues al final no solo Pablo se apuntó a la marcha sino que también lo hizo Nico, por los que íbamos a ser tres representantes del Globeros Team los que finalmente acudiríamos a esta prestigiosa cita del calendario mtb de la Región de Murcia.

La preparación para la carrera iba bien encaminada ya que pudimos hacer un par de salidas de 3 horas los fines de semana previos a la marcha. En esas salidas nos vimos bastante fuertes, pero nos faltaba afinar un poco la preparación… por lo que decidimos concentrarnos en altitud los días previos a la carrera y para ello reservamos una casa rural cerca de la Playa de Percheles para llegar en estado óptimo a la prueba. 😉

La concentración estuvo de lujo ya que nos permitió ejercitar determinadas partes del cuerpo que teníamos un poco oxidadas, como por ejemplo: endurecimiento de la planta del pie practicando senderismo por las calas de la zona, mejora de la capacidad pulmonar nadando en pleno Noviembre o ensanchamiento de estómago gracias a la inestimable ayuda de la thermomix de Ester.

playa-de-percheles

El día de la carrera empezó tranquilo ya que desayunamos tranquilamente en la casa rural pero continuó con algo de prisas ya que se nos pegó el arroz y llegamos a la zona de la salida apenas 15 minutos antes de la hora indicada. Nos tocó poner en práctica el único deporte que nos faltaba en el fin de semana: carrera a pie hasta el paseo marítimo a por los dorsales. Volvimos a los coches a sacar las bicis y cuando estábamos a punto de volver de nuevo al paseo marítimo para tomar la salida vimos que ya estaban empezando a pasar los primeros corredores! Nos incorporamos directamente a la cabeza del pelotón sin pasar por el arco de salida, cayendo en la cuenta unos kilómetros más tarde de que quizás no se iba a quedar registrado oficialmente nuestro tiempo record… 🙁

La marcha empezó como la de Pliego, viendo como unos cuantos pros se iban quedando en la cuneta por diferentes averías… Nos las prometíamos muy felices restando rivales hasta que en el kilómetro 5 Nico pinchó, nos quedamos solos en medio de una rambla arreglando el pinchazo y reemprendimos la marcha con total tranquilidad sabiendo que la concentración en altitud haría su efecto y nos echaríamos encima de nuestros rivales en cuanto comenzaran las subidas.

xviii-marcha-mtb-bahia-mazarron-2

En el kilómetro 9, cuando estábamos empezando la primera subida, Nico pinchó de nuevo… nos pasaron algunos ciclistas que quedaban por detrás y llegaron a nuestra altura dos compañeros de la organización que iban cerrando la prueba por lo que a partir de ese momento éramos oficialmente los últimos. En ese instante nos dimos cuenta de que quizás el día se iba a hacer algo largo…

xviii-marcha-mtb-bahia-mazarron-3

Esta primera subida era una mezcla de rambla ancha con tierra suelta y rambla estrecha técnica salpicada con unas rampas finales que había que hacer andando. Nico, abusando de desarrollo en su bici XL, coronó en cabeza y se lanzó a tumba abierta en el descenso en busca de los compañeros de la cabra 🙂 (http://www.rutasmtbmurcia.com) Pablo y yo conseguimos no coronar los últimos por lo que el suplemento alimenticio de los días anteriores estaba saliendo a relucir.

xviii-marcha-mtb-bahia-mazarron-4

Tras estirar piernas y reponer fuerzas en el primer avituallamiento situado en el kilómetro 24, empezamos la segunda subida. Los 30º C de temperatura y las 2 horas que llevábamos encima de la bici comenzaban a pesar en las piernas y en las rampas de este segundo puerto empezábamos a ir tan lentos que era difícil no caerse de lado…

A mitad de la subida me tocó pinchar a mí, el tercer pinchazo del día, nos alcanzaron de nuevo los dos compañeros de la organización junto con un quad de la cruz roja y un todoterreno que iba haciendo de coche escoba, oficialmente volvíamos a ser los últimos de la prueba. Aprovecho para mandar un saludo al hombre que llevaba 30 años casado que me infló la rueda en 30 segundos poniéndola como una piedra! jeje. Escoltados por toda esta gente conseguimos llegar al segundo avituallamiento en el kilómetro 34 donde nos juntamos con varios ciclistas más.

xviii-marcha-mtb-bahia-mazarron-5

En ese punto había dos opciones: retirarse cogiendo un atajo que bajaba hasta meta o continuar la marcha dando una vuelta de unos 8 km donde nos esperaba un terreno rompepiernas salpicado con 8 rampas interesantes.  Por supuesto que elegimos la segunda opción y además fuimos los únicos en hacerlo, pero en la 6ª rampa el terreno rompepiernas hizo honor a su nombre y las piernas de Pablo reventaron. No podía continuar por lo que se tuvo que montar en el todoterreno escoba. Fue una pena porque apenas quedaban 2 rampas más y después 12 km de bajada hasta meta.

Al final Nico y yo terminamos los últimos el 326 y el 327, llegamos con la meta desinflada y prácticamente no quedaba gente, pero la sensación de ponerse un objetivo y cumplirlo no nos la quita nadie. Lo mejor: la concentración en altitud durante todo el fin de semana, las risas durante la marcha y la pedazo de paella de marisco con la que Jordi nos estaba esperando en la casa rural para reponer fuerzas!

xviii-marcha-mtb-bahia-mazarron-6PD: Si quieres leer la crónica de la XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón desde el punto de vista de Pablo puedes hacerlo aquí: Buscando la victoria en la XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *