Viajar con perro a Madrid, aspectos a tener en cuenta

Viajar con perro a una ciudad afecta a todo: desde la forma en la que te desplazas a dicha ciudad, hasta las cosas que haces en la misma, sin dejar de tener en cuenta donde te alojas, donde comes o como te mueves por la ciudad.

Recientemente hemos estado con nuestro perro en Madrid y nos hemos encontrado con una serie de problemas. En este artículo te resumo una serie de aspectos que debes tener en cuenta si decides viajar con perro a Madrid:

1- Ir a Madrid: En primer lugar tienes que ir a Madrid. Si tienes pensado ir en avión a Madrid, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo en el que hablamos sobre las compañías aéreas que permiten viajar con perros. Si tienes pensado ir en tren a Madrid, puedes leer este artículo sobre las compañías de tren que permiten viajar con perros. Por último, si vas a Madrid en tu propio coche, no tendrás mayor inconveniente que el hecho de asegurarte de que tu perro viaja de forma segura.

2- Buscar alojamiento en Madrid: A la hora de buscar alojamiento en Madrid, se te plantean principalmente dos alternativas: buscar un apartamento o buscar un hotel. En ambos casos tendrás que tener en cuenta principalmente tres aspectos: si permiten alojarse con perros, si cobran suplemento por ello y si permiten que el perro se quede solo en el alojamiento.

(2a) Alojarse con perros: En el caso de los apartamentos, el proceso de búsqueda suele ser manual, por lo que bien por email o bien por teléfono, tendrás que comunicar que viajas con perro y te comentarán si eso es posible o no. En el caso de los hoteles es algo más cómodo ya que las webs de reserva de hoteles permiten mostrar de forma sencilla solamente aquellos hoteles que admiten perros. En el caso de Madrid, únicamente el 20% de los hoteles permiten alojarse con perro actualmente, por lo que el precio que tendrás que pagar por el alojamiento aumentará considerablemente al ser menor la oferta disponible.

(2b) Suplemento por perro: En el caso de los apartamentos, la experiencia que hemos tenido es que en la mayoría de casos no suelen cobrar un suplemento por llevar perro, sino que suelen pedir una fianza adicional para cubrirse ante posibles desperfectos que pueda causar nuestra mascota. A nosotros en Apartamentos Centro Norte de Madrid no nos cobraron fianza porque hicimos la reserva con sólo un día de antelación (planificando el viaje con tiempo!), pero nos comentaron que normalmente suelen cobrar fianza. Sin embargo, en Apartamentos Sercotel Eurobuilding 2 de Madrid nos pretendían cobrar 17 euros por perro/día, un abuso! En el caso de los hoteles, tendrás que leer detenidamente las condiciones de la web donde hagas la reserva para saber si lo puedes llevar gratis o si tendrás que pagar por ello. Si pone “Se admiten bajo petición. Se pueden aplicar suplementos” es casi seguro que te cobrarán suplemento. Si no lo tienes claro, mejor llama al hotel para evitar sorpresas cuando llegues al mismo.

(2c) Dejar el perro en el apartamento u hotel: En el caso de los apartamentos, hasta ahora, hemos tenido la libertad de poder dejar el perro en el apartamento si lo hemos necesitado. Un apartamento, al fin y al cabo, se asimila más a nuestra casa que un hotel, por lo que sueles tener algo más de flexibilidad que en los hoteles para ciertas cosas. En el caso de los hoteles, no suelen permitir que dejemos al perro en el hotel. En un hotel se preocupan mucho más por el descanso del resto de huéspedes, por lo que no suelen permitir que dejemos a nuestro perro sólo en la habitación por si ladra y molesta al resto de clientes.

3- Moverse en metro por Madrid: En el metro de Madrid se puede entrar con perro siempre y cuando vaya en un habitáculo cerrado. Sin saberlo, nosotros intentamos entrar la primera vez con Puki (nuestro yorkshire de 2,5 kilos) metida en un bolso de tela en el que ya la hemos transportado en otras ocasiones pero no nos dejaron entrar. Tuvimos que volver al apartamento para coger el trasportín en el que solemos llevarla. Se puso un poco nerviosa al principio, sobre todo cuando el metro pitaba en las diferentes estaciones, pero después todo fue como la seda. Si tu perro suele ponerse nervioso, es posible que en el metro se altere un poco y cause un poco de escándalo, pero no deberías tener mayor problema.

4- Comer por Madrid: Generalmente no vas a poder entrar a ningún sitio en el que se sirva comida con un perro. Esa es la idea que tienes que llevar en la cabeza hasta que la situación en España vaya cambiando con el paso de los años. Puede ser que te dejen entrar en algún sitio concreto si tu perro es pequeño, si no molesta, si lo llevas en brazos o si se cumplen otros condicionantes, pero por desgracia esos sitios pueden contarse hoy en día con los dedos de una mano. Por lo tanto, si vas a comer con tu perro en Madrid, piensa en comer en algún sitio donde se coma en la calle o donde te puedas llevar la comida y comértela en un banco. Puedes echar un ojo a este artículo en el que hablo sobre sitios típicos donde comer barato en Madrid ya que hay algunos que te pueden servir.

5- Visitar Madrid: Por último, a la hora de visitar Madrid, podemos diferenciar principalmente entre las zonas al aire libre donde generalmente vas a poder estar con tu perro y los lugares “visitables” en los que haya que pagar entrada en los que generalmente no vas a poder entrar tu perro. Te los concreto un poco a continuación:

(5a) Que se puede hacer con perro en Madrid: Pasear por la ciudad con el perro atado (si hay mucha gente como en Navidad puede ser agobiante) y pasear por los jardines y parques de la ciudad (salvo que sea de raza considerada potencialmente peligrosa, se podrá llevar suelto en invierno por la mañana hasta las 10h, por la tarde a partir de las 19h y en verano por la mañana hasta las 10h, por la tarde a partir de las 20h). Además, nosotros no tuvimos problemas para entrar a la Estación de Atocha, ni para entrar a las tiendas de la calle Preciados (generalmente en brazos o en su trasportín), ni para entrar al Mercado de San Miguel (no nos dijeron nada pero nos pareció raro, por ser un sitio donde venden alimentos y sirven comida, por lo que creemos que te pueden poner problemas si vas con perro). También se puede entrar con perro al Metro y al Teleférico de Madrid siempre y cuando vaya en un habitáculo cerrado.

(5b) Que NO se puede hacer con perro en Madrid: No se puede entrar al Museo del Prado (intuimos que al resto de museos tampoco), no se puede entrar al Monumento homenaje a las víctimas del 11-M (es pequeño, prácticamente se puede ver desde la misma puerta), ni subir a la azotea del Círculo de Bellas Artes. Además, no se puede entrar con perro en la mayoría de sitios donde sirvan comida o bebida, no se puede meter al perro en los estanques o fuentes de Madrid y no se debe entrar con perro a zonas reservadas para mayores o niños. Del resto de sitios de Madrid no podemos opinar porque no hemos intentado entrar a ningún otro sitio fuera de los aquí mencionados.

Seguramente habrá más sitios donde se podrá y donde no se podrá entrar con perro en Madrid. Por ello, espero que me cuentes tu experiencia visitando Madrid con perro: ¿Donde no te han dejado entrar? ¿Qué problemas has tenido? ¿Qué sitios me recomiendas para ir con perro?

¿Te ha gustado el artículo o te ha parecido útil? Puedes compartirlo con tus amigos haciendo clic en los botones de Facebook, Twitter o Google + que puedes encontrar más abajo. ¡Gracias!

2 pensamientos en “Viajar con perro a Madrid, aspectos a tener en cuenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *